¿TODAVÍA ….EL CHUPETE …?

Desde Familia y cole nos llega esta interesante información que puede resultar de gran utilidad en algunos casos.

“Nuestro hijo tiene ya tres años y no sabemos cómo retirarle el chupete (chupo o chupón) ¿Qué podemos hacer“?

Se trata de una consulta frecuente que las familias realizáis. En esta entrada voy a facilitaros unas orientaciones para hacerlo de forma eficaz.

Por qué es tan difícil retirarlo
Durante los primeros meses el chupete se ha utilizado en realidad como un sustituto del pecho materno o del biberón: ya lo decía un buen amigo, “el chupete es el primer engaño de la vida“. Poco a poco el chupete se ha venido asociando a determinadas circunstancias como previo a dormir o una forma de calmar situaciones de estrés. En realidad el chupete es para el niño un pequeño apoyo y suprimirlo siempre será costoso.

Sin embargo, no es algo imprescindible y sabéis que vuestro hijo o hija puede vivir sin él: en el colegio ningún niño usa chupete, ni lo pide, ni se acuerda de él, así que no consigo entender cómo los papás y mamás de muchos niños, lo primero que hacen al recogerlo del cole es sentarlo en la sillita (ya hablaremos de este tema otro día) y ponerle su chupe.

Por qué hay que retirarlo
Antes de afrontar la retirada del chupete, los padres debéis tener claro los motivos para hacerlo. La mayoría de los pediatras aconsejan que se debe retirar hacia los 18 meses, pero si todavía no lo habéis hecho tres son las razones para hacerlo.

En primer lugar, el uso continuado del chupete puede provocar deformaciones en los dientes y en la cabidad bucal. Esto contribuirá a que aparezcan dificultades de pronunciación en su habla.

En segundo lugar, es un foco de infecciones. Por mucha precaución que tengamos, a partir del año y medio es más difícil controlarlo para que esté en condiciones higiénicas óptimas y el riesgo de infecciones es mayor.

Por último, el chupete está asociado a la primera infancia: un niño que a los 3 o 4 años continúa usándolo, le estamos otorgando un rol de bebé que ya no tiene.

Pasos para retirar el chupete, chupón o chupo
1. Hacerlo con seguridad
Los primeros que deben sentirse seguros de que ha llegado el momento de retirarlo sois los padres. Si ambos no estáis de acuerdo o pensáis que uno de los dos va a interferir el proceso, mejor lo aplazáis para otro momento. Si el niño o la niña percibe que sus padres titubean o no mantienen el mismo criterio, le transmitirán esa misma duda. Por su parte, si percibe que sus padres se sienten seguros lo afrontará sin temores y con decisión.

2. Fijar un día
Elijan un día del calendario para retirarlo: su cumpleaños, el comienzo de curso, el comienzo del año, un nuevo trimestre, la llegada de una nueva estación… lo que quieran. Pero decidan el día que lo afrontarán.

3. Es un privilegio
Anticipadle que hacia la fecha indicada vendrá “el hada de los chupetes” a retirárselo. Pero no como una amenaza o castigo, sino como un privilegio: “cómo ya vas siendo mayor y vas a cumplir tres años, vendrá el hada de los chupetes que es muy buena y te lo quitará cuando no estés, para llevárselo a otros bebés…pero como es muy buena te dejará una sorpresa”.

Nunca utilicéis la retirada del chupete como un castigo o una amenaza.

4. Retirarlo y tirarlo para siempre
El día indicado sin que él esté presente (por ejemplo, cuando esté en el colegio o en casa de otros familiares) se retirarán todos los chupetes y se tirarán. Si tienen la tentación de guardar uno “por si acaso”, no lo están haciendo con seguridad. En su lugar, debajo de la almohada,por ejemplo, pueden dejarle una sorpresa que ha traído “el hada de los chupetes“.

Si ya no hay chupetes en casa… no podrá usarlos.

5. Elogiar ante terceras personas
En los primeros días comentaréis a los familiares y amigos, con el niño presente, que ya es mayor y que ya no usa chupete: será una forma de elogiarle y reforzar su conducta.

6. Ignorar las protestas
Es muy posible que los primeros días proteste y pida su chupete, sobre todo en los momentos en los que más lo necesita: a la hora de dormir, por ejemplo.

En estos momentos, le explicaréis lo ocurrido. Es muy probable que no atienda a razones y que pida su chupete de nuevo. Es el momento de hacerse un poco fuerte y dejar de negociar con él: simplemente tratar de ignorar sus protestas. Si lo hacéis, pasados unos días no se acordará de él.

Deseo que estas pautas os ayuden a retirarlo en pocos días. Seguro que habéis probado otros métodos con eficacia ¿los queréis compartir?

http://www.jesusjarque.com

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. vicenaguilarruizolivares
    Mar 14, 2012 @ 06:32:09

    Aunque pueda sorprender hay algunos niños que aún siguen llevando chupete con el riesgo que conlleva .No digo que sea ninguno de los nuestros ,pero por si puede ser de utilidad…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: