Nos convertimos en legionarios romanos

Los legionarios romanos forman el cuerpo militar más eficaz de toda la Historia. Nunca tan pocos hombres han defendido a tantos ciudadanos ni a tanto territorio. Las legiones romanas profesionales de finales de la República hasta el Imperio Medio cabían en un estadio de fútbol y defendieron eficazmente un vasto imperio con tierras en tres continentes. Las espectaculares hazañas de los legionarios de César no han podido ser alcanzadas más de veinte siglos después.

Soldados capaces de machacar a un enemigo diez veces más numeroso que ellos, constructores de puentes, de calzadas y de obras de asedio de proporciones espeluznantes, incansables marchadores que con treinta kilos encima eran capaces de recorrer 50 kilómetros para levantar después un campamento fortificado. Los niveles de trabajo, esfuerzo y sacrificio de estos hombres no tienen parangón en la Historia.







En este vídeo se pueden observar las técnicas y distintos tipos de formaciones en las batallas en las que luchaban.

Un Signum (latín; plural signa) es un tipo de enseña de los ejércitos de la Antigua Roma. Tenía una función utilitaria al servir para congregar en un punto a diferentes unidades del ejército, una función simbólica en función de los elementos representados y una función religiosa en el caso del signum legionario.
En particular, la enseña del manípulo del ejército romano era una mano abierta colocada en la parte superior de un asta. Posteriormente fue complementado con un estandarte (vexillum) o placa metálica con el nombre de la unidad. La mano abierta serviría para realizar el juramento de fidelidad de los legionarios al centurión.
El emblema de la legión romana era el águila, en bronce, plata u oro, que les servía también como deidad.
Se añadieron diferentes ornamentos para recompensar los méritos de las unidades, como las faleras, palmas o coronas con diferentes tipos de hojas.
El signum tuvo diferentes representaciones de animales en varias épocas, de las que Plinio el Viejo (H.N. x.4, s5) enumera cinco: el águila, el lobo, el minotauro (Festus, s.v. Minotaur.), el caballo y el oso.
El soldado que portaba el signum (signifer) al estar expuesto a mayor peligro, ganaba el doble del salario normal.
En sentido amplio, el signum abarca todas las enseñas del ejército romano, desde el águila para las legiones hasta el vexillum para las cohortes.

Y para cuando nos disfracemos aquí tenéis este enlace que nos ha proporcionado Marta para hacernos el disfraz.
una-de-romanos.html<a <a

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: